Oceanica

Música, Cine, Libros, TV...

Enero, 2009

Jue 29 Ene, 2009 GMT

Morfeo

En la mitología griega , Morfeo (en griego antiguo Μορφεύς, de μορφη morphê, ‘forma’) es una deidad onírica . Es, según ciertas teologías antiguas, el principal de los Oniros , los mil hijos engendrados por Hipnos (el Sueño) y Nix (la Noche). Era hermanastro de Tánatos (la Muerte).

Era representado con alas que batía rápida y silenciosamente, permitiéndole ir volando a cualquier rincón de la Tierra velozmente. Morfeo se encargaba de inducir los sueños de quienes dormían y de adoptar una apariencia humana para aparecer en ellos, especialmente la de los seres queridos (de ahí su nombre), permitiendo a los mortales huir por un momento de las maquinaciones de dioses.

Fue fulminado por Zeus por haber revelado secretos a los mortales.

Imagen:Guerin Morpheus&Iris1811.jpg

Morfeo e Iris, de Pierre-Narcisse Guérin (1811).

¿Por qué El Sueño de Morfeo?

Morfeo tarbajaba por las noches fabricando sueños, así que no podía dormir y su sueño era imposible.
David, Juan y Raquel tenían un sueño, sacar discos y triumfar, pero para entonces era un sueño imposible para ellos.

Ahora ya son Nº1 en las listas, han triumfado y lo seguirán haciendo. Su sueño se ha hecho realidad.

De su nombre proceden:

  • La palabra morfina , por sus propiedades para inducir al sueño
  • La expresión «estar en los brazos de Morfeo», que significa ‘soñar’ y por extensión ‘dormir’ o viceversa.

El sueño de Morfeo: "Y ésta soy yo"



En: Mitos griegos
Permaenlace: Morfeo
Comentarios: 7
Leído 8228 veces.



Mie 21 Ene, 2009 GMT

Céfalo y Procris

CÉFALO Y PROCRIS
Antes de caer en las redes de Eos (Aurora), y es que los mitos tienen mucho de culebrón, Céfalo estaba casado con Procris, una de las ninfas de Diana. Aurora envidiaba su felicidad conyugal, pues ella, con su anciano esposo al lado, se sentía completamente sola. Trató infructuosamente de competir con su rival, pero el amor del matrimonio del cazador y la ninfa era demasiado grande.
Durante el cálido estío, Céfalo descansaba tras sus jornadas cinegéticas en algún umbroso lugar, y entonces invocaba a la brisa, al dulce aire para que acudiera a refrescarlo. Eos sabía de esta costumbre y aunque conocía perfectamente la inocencia de la misma, pues Céfalo sólo llamaba al aire para sofocar su calor, engañó a su mujer y provocando sus celos, le hizo creer que Céfalo se encontraba con una joven muchacha en la soledad del bosque…
Hay una canción d un grupo español, “La Unión”, que evoca el poder que esta emoción puede llegar a alcanzar sobre una persona (“Fueron los celos, y no yo, si de algo soy culpable es de amor… Sólo pretendía guardar algo de mi posesión…”). Como ocurre con las fábulas, de los mitos también puede extraerse frecuentemente una moraleja.


Procris se escondió para comprobar por sí misma lo que le habían contado, y fue sólo escuchar “Dulce aire, ¡ven!” y creer que tales palabras eran la prueba definitiva de su infidelidad, se desmayó súbitamente. Céfalo sólo escuchó el estrépito de su caída y creyendo que se trataba de una bestia salvaje dispuesta a atacarlo, lanzó su jabalina de cazador en mitad de la espesura, atravesando el corazón de su mujer. Oyó entonces la voz agonizante de su amada y se acercó a ella, dando tiempo a aclarar la verdad antes de que expirara, con lo que Procris murió con la felicidad de saber que su amor era verdadero.
Céfalo nunca supo de la torticera intervención de la diosa del amanecer en el luctuoso final de su matrimonio. Visitaba con frecuencia el monte Himeto para huir de su sentimiento de culpa y estar completamente solo. Aunque cayó en los brazos de la atractiva Aurora, refugiándose en su joven y sinuosa figura, nunca olvidó a su esposa. Así, cuando cerraba los ojos y besaba a Eos, soñaba que era su adorada Procris, de nuevo viva entre sus brazos.
Como la famosa canción del italiano Nek, “Laura no está, y no la olvidaré en tu piel… Es enfermizo, sabes que no quisiera, besarte a ti pensando en ella. Esta noche inventaré una tregua, ya no quiero sufrir más, contigo olvidaré su ausencia. Y si te como a besos, sabrás que sólo Laura es dueña de mi amor…”. Procris, aun desparecida de la tierra, siempre tuvo todo el amor de Céfalo para ella.



En: Mitos griegos
Permaenlace: Céfalo y Procris
Comentarios: 7
Leído 7455 veces.



Vie 16 Ene, 2009 GMT

CLICIA

CLICIA.

La joven ninfa Clicia se enamoró de Apolo, el dios Solar, y éste, a su vez, también le quiso. Apolo tenía todos los atributos imaginables para volver loca de amor a una mujer, pues era atractivo, inteligente y con una gran personalidad. Pero pronto dejó de interesarse por Clicia para atender a otras conquistas. La muchacha lloró amargamente durante largos e interminables días, pues ella sí era estable en sus emociones, y siempre amaría a Apolo, hasta el fin del propio Tiempo, y nunca podría querer a otro en su lugar. Como la canción de Sinead O´Connor: “Nothing compares to you” Nothing Compares To You - Sinead O'Connor
, para ella nada podía compararse con su adorado Sol. Tal era su abatimiento que viajó sola por la ancha Tierra hasta llegar al más extenso y ardiente desierto que jamás ojos humanos contemplaron. Allí se alimentó de pobres e insignificantes alimentos y dio satisfacción a su sed con las gotas del rocío matutino contemplando curiosa la bóveda celeste para ver el carro del Sol de su adorado Apolo. Todas las noches repetía la misma oración a los Dioses del Olimpo: no dejar de contemplar nunca el rostro de su amado. Los dioses se apiadaron de ella, y pronta a expirar, la convirtieron en una hermosa flor, cuya corola se movía siempre en dirección a la luz del sol. Su nombre: el girasol.

SONETO DE INVIERNO

Pasan los días: azul monotonía
¿Y por qué no gris? Porque el cielo no quiere
La Naturaleza siente y no siente
No te siente: ella te desafía

Telúrica te sostiene y te envía
A despertar con ella: ser celeste
Mortal que sueña con ser trascendente
Firmamento azul: eternidad... ¿Fría?

Cegador Apolo invernal en lo alto
No mires arriba: ansiosa Clicia
Anhelante del calor del verano

Quédate abrigada aunque tibia
Recuerda: Todo pasa y nada en vano
La vida trascurre en calma... Respira

M.F

NO SERÉ CLICIA

No encontrará nadie en mí a Clicia, al sol rendida
Mi orgullo es mi escudo de plata
Y aunque se agriete mi alma
Me quedo con mi luna, mi noche y las rimas.

Me quedo entre los nuevos sueños
que la oscuridad alimente
En ellos libres son los vuelos
sin control de la mente

M.F



En: Mitos griegos
Permaenlace: CLICIA
Comentarios: 9
Leído 5050 veces.



Lun 12 Ene, 2009 GMT

Madonna cambia de look

Después de su afamada gira Sticky and Sweet Tour 2008 con la que recorrió Europa, EE.UU y Sudamérica y con la que ha recaudado una cantidad cercana a los 300 millones de dólares, la cantante reaparece tras su divorcio con un nuevo look. Más serena ahora tras la resolución del divorcio.

Madonna could barely hide the smile from her face when emerging from New York's Waverly Inn with a mystery man after dinner last night

Aquí tenéis las últimas instantáneas de Madonna, acompañada por el fotógrafo Steven Klein, abandonando el restaurante neoyorkino Waverly Inn tras cenar ayer, día 10 de Enero.

La Reina del Pop se nos presenta con un nuevo corte de pelo, más claro y capeado, y elegantísima de negro.



En: Música
Permaenlace: Madonna cambia de look
Comentarios: 3
Leído 3005 veces.



Vie 09 Ene, 2009 GMT

MI IPOD

Mis canciones


Music Playlist
Music Playlist at MixPod.com



En: Música
Permaenlace: MI IPOD
Comentarios: 2
Leído 2524 veces.



Mar 06 Ene, 2009 GMT

La llegada de los Reyes Magos (Lope de Vega)

Imagen

La llegada de los reyes magos (Lope de Vega)


Reyes que venís por ellas,
no busquéis estrellas ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

Reyes que venís de Oriente
al Oriente del sol solo,
que más hermoso que Apolo,
sale del alba excelente.

Mirando sus luces bellas,
no sigáis la vuestra ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

No busquéis la estrella ahora,
que su luz ha oscurecido
este sol recién nacido,
en esta Virgen Aurora.

Ya no hallaréis luz en ellas,
el niño os alumbra ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

Aunque eclipsarse pretende,
no reparéis en su llanto,
porque nunca llueve tanto
como cuando el sol se enciende.

Aquellas lágrimas bellas,
la estrella oscurece ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas

Imagen



En: Poemas
Permaenlace: La llegada de los Reyes Magos (Lope de Vega)
Comentarios: 2
Leído 4773 veces.



Página 1 de 1. Total : 6 Artículos.